NOTICIAS SIE

Eligio Salamanca: “Un buen profesor puede ayudar a desarrollar de manera positiva las competencias de sus alumnos”

El profesor Eligio Salamanca ganó la primera versión local del Global Teacher Prize en 2016, premio que busca reconocer pública y masivamente el trabajo que realizan los docentes día a día.

Eligio Salamanca, Global Teacher Prize Chile 2016, estará presente en el Salón Internacional de la Educación, SIE 2018, conversando sobre Educación de Calidad en Chile. Este evento, organizado en conjunto con el Centro UC para la Transformación Educativa, CENTRE, tendrá interesantes e inspiradoras charlas y talleres de prestigiosos intelectuales, donde se analizarán experiencias e iniciativas educativas virtuosas internacionales, así como se podrá compartir de las últimas corrientes educativas.

Eligio enseña en una escuela rural unidocente en la localidad de Quelhue, en la Araucanía. Al analizar el significado del lema del SIE 2018, “Educación Inspiradora”, él es preciso en señalar que: “es aquella que se distingue, que sobresale, que brilla en medio de la Educación común; ya sea por la visión y misión, el proyecto educativo, la mística que la definen, pero por sobretodo por las metodologías, los actores y resultados que la respaldan. Cuando hablo sobre los actores, me refiero a los profesores, quienes son los principales gestores de la enseñanza: ellos deben ir más allá de las salas de clases, a la transformación de trayectorias de vidas de personas y sociedades a ser cada vez mejores” finaliza.

El taller que dictará en el SIE 2018 se denomina “¿Se puede hacer educación de calidad en Chile? Enfoques y ejemplos de prácticas educativas y estrategias para conseguirlo". Y es en ese ámbito donde el profesor Salamanca se extiende señalando que el término de educación de calidad en Chile está definida en el Art.N° 2 de la Ley General de Educación. “Es un concepto y al mismo tiempo un desafío complejo y multifactorial que bajo las condiciones imperantes en nuestro sistema educativo es difícil de cumplir. Una educación de calidad, entre otros puntos, requiere que todos los componentes del sistema sean de calidad y aquí hay algunos de ellos que son cuestionados: el tiempo que los profesores disponen para diseñar y ejercer procesos pedagógicos efectivos y eficientes; los planes de formación docente con regulación y fiscalización deficientes; el marco curricular desvinculados de la realidad y de las demandas del siglo XXI y, por último, los resultados que año tras año no satisfacen ni a los beneficiarios, ni a los gobiernos de todas las tendencias” aclara.

Sin embargo, no todo es negro en este panorama. La educación de calidad surge como un potencial desafío, más valioso e imprescindible aún; una búsqueda constante a la que Eligio llama "Educación Ideal”. “Esto es la educación adecuada para un determinado contexto. Por ejemplo, una educación de calidad para estudiantes de Santiago, puede no resultar de calidad para los de Chiloé. Por eso, creo necesario distinguir entre Educación de Calidad y Educación Ideal” detalla.

Sin duda, para él el rol del profesor en la sala de clases es crucial, ya que dentro de ella, el espacio está reservado para las decisiones, actuaciones e influencias exclusivas que sólo un profesor puede determinar: “Aquí es donde yo digo que el profesor es la suerte para los estudiantes. Un buen profesor representa la buena fortuna para que los alumnos tengan un buen ejemplo, un modelo de vida que los puede influenciar para desarrollar al máximo y de manera positiva sus competencias (conocimientos, actitudes y habilidades)” señala.

Para Eligio, haber sido el primer docente reconocido por este Premio Global Teacher Prize, el más alto y explícito que existe hoy en Chile y el mundo, donde se reconoce la Enseñanza impulsada por un Profesor: “es sin duda es un hito trascendente a nivel personal y para el magisterio nacional. Más aún, el pasar al certamen internacional y quedar dentro de los 50 mejores profesores del mundo el primer año en que Chile participó de este concurso, es para mi un premio a mi vocación, al acierto de haber descubierto mi felicidad en la enseñanza, a la convicción de que mi trabajo en un lugar desconocido, apartado, en donde no había nada, pero al mismo tiempo de todo por hacer” aclara.

“Este premio, gracias a Elige Educar, instaló no sólo un reconocimiento para nosotros los profesores, sino un escenario en donde muchos ciudadanos pueden relevar el rol del profesor como factor clave para mejorar la educación. Por lo tanto este premio significa un reconocimiento que recibí con la humildad que caracteriza a un profesor que valora su esencia, pero al mismo tiempo con la responsabilidad y exigencia que obliga la profesión más importante del mundo”.

Auspiciadores Premium




Auspiciadores Estándar




Organiza y Produce



Patrocina



Media Partner



Colaboran